Adultos, Artículos, Varios

¿Cómo aprenden las personas adultas?

¿Cómo aprenden las personas adultas?

Decimos que aprendemos toda la vida, pero no de la misma manera. Los niños y niñas aprenden en el seno de sus familias, el marco de la escuela, jugando con sus compañeros y compañeras. En el caso de las personas adultas, debemos tener en cuenta que ya han avanzado en distintos procesos y modalidades de aprendizaje, y no podemos usar las mismas estrategias.

En el proceso de aprendizaje es esencial que los adultos tengan la oportunidad de participar activamente a fin de que sientan el aprendizaje parte de sus propias experiencias.

Debemos respetar sus realidades, ya que una persona adulta características como:

  • Experiencias en diferentes campos.

  • Costumbres / hábitos determinados.

  • Opciones y preferencias.

  • Actitudes conformadas por su propio contexto.

  • Intereses y necesidades específicas: les interesa aprender lo que les satisface una necesidad determinada

  • No le gusta ser tratado como escolar.

  • Justifica el tiempo y el esfuerzo en los procesos de Capacitación.

Rubén Ardila, pedagogo que ha desarrollado Sistemas de Capacitación, resume los fundamentos de los principios del aprendizaje, como sigue:

Primer principio: el refuerzo más efectivo en el proceso del aprendizaje es aquel que sigue a la acción con una mínima demora. La efectividad del esfuerzo disminuye con el paso del tiempo y muy pronto no tiene casi ninguna efectividad.

Segundo Principio: la máxima motivación para el aprendizaje se logra cuando la tarea no es demasiado fácil ni demasiado difícil para el individuo, pues así logra satisfacción.

Tercer Principio: el aprendizaje no es un proceso simplemente intelectual, sino que también es emocional. El individuo tiene metas en el proceso de aprender que deben ser claras y precisas para que sean motivantes.

Cuarto Principio: aprendemos a través de los sentidos, especialmente del sentido de la vista y del oído, por lo que se deben considerar como recursos para el desarrollo de este proceso.

Quinto Principio: generalmente lo que aprendemos lo vinculamos con lo que sabemos, es decir, partimos de encuadres particulares para darle valor a la enseñanza.

Sexto Principio: regularmente aprendemos una cosa a la vez. Por ello, se trata de delimitar lo más claramente posible, las distintas unidades de aprendizaje.

Séptimo Principio: cada persona aprende en grados distintos  o a velocidades diferentes dependiendo de sus conocimientos, habilidades y desde luego del nivel de inteligencia que posea.

Al momento de pensar en capacitaciones, propuestas escolares o diseños para personas adultas, debemos adaptar nuestras estrategias a sus particularidades para tener éxito y alcanzar las metas de nuestra formación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s