Varios

¿Por qué son importantes las tareas escolares?. Cómo acompañar a las niñas y niños

Es una cuestión sostenida y repetida de generación en generación: ¿”por qué tengo que hacer tareas?”. Lo dice desde el niñito de 1º grado hasta el adolescente de la secundaria.

Las tareas en la casa son importantes para reforzar los contenidos dados y trabajar de manera autónoma, dependiendo la edad de cada niño o niña. Permiten realizar un repaso de lo dado y tenerlo fresco para la clase del día siguiente. En los trabajos de investigación, las y los estudiantes aprender a utilizar diferentes recursos, como libros, bibliotecas, recursos en la web, entre otros.

La tarea también puede ayudar a que los alumnos desarrollen buenos hábitos de estudio y actitudes positivas, les enseña a trabajar independientemente, alienta un sentido de responsabilidad en sus actividades y tiempos.

¿Cómo podemos acompañar los adultos este proceso?

1. Demostrar que para nosotros es importante la tarea. Si les explicamos la importancia de realizar estas actividades y cómo los ayudará, estarán mejor predispuestos para realizarlas.

Es importante fijar una hora para hacer la tarea, como rutina, elegir un buen lugar (buena iluminación, mobiliario adecuado, acceso a los materiales)

Otro aspecto importante es eliminar las distracciones (elementos tecnológicos, otros miembros de la familia jugando, etc), interesarse por la actividad que realiza el niño,, pedirle que explique qué debe hacer, comprobar que ha comprendido.

Conversar sobre la importancia de realizar esta actividad, buscar alternativas para que sea un espacio de aprendizaje pero también lúdico.

2. Supervisar la tarea y ofrecer apoyo

Estar presente: No es necesario estar todo el tiempo sentados al lado del niño, pero sí hacerle saber que estamos para ayudarlo cuando necesite.

Revisar el trabajo terminado: Con correciones en positivo en caso de notar errores, y felicitando al niño por las tareas realizadas.

Ayudar con la organización: Acompañar la organización de tiempos y materiales de trabajo, explicar la importancia del orden, revisar que cuenta con los elementos para las clases del día siguiente.

3. Autonomía y responsabilidad

Es importante ir brindando espacios para que los niños sean responsables de sus tareas y actividades, que puedan resolver solos sus trabajos, pero sin dejar de acompañarlos en esta etapa.
Tampoco es bueno “eternizar” las tareas, si pasado cierto tiempo el niño no avanza, podemos proponer un cambio de actividad y retomar más tarde.

4. Contacto con los docentes

Si notamos dificultades en el desarrollo de las tareas, vemos que algunas explicaciones están incompletas o el niño no ha comprendido, es importante acercase a las docentes y conversar sobre lo observado, para generar un trabajo en conjunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s